Las enfermedades y zoonosis transmitidas por alimentos, son una carga para los sistemas de salud y la economía mundial, (OMS, 2014, OMS 2016 Harld,), que en América Latina y el Caribe se ve incrementada por:

  • La falta de implementación de sistemas modernos de gestión de la inocuidad.
  • La existencia de dos estándares de inocuidad, uno exigente para el mercado externo y otro más laxo para productos orientados hacia el mercado interno.
  • La comercialización y consumo local de una cantidad indeterminada de alimentos, sin la garantía de que no están contaminados por microorganismos patógenos, micotoxinas, residuos de plaguicidas y medicamentos, metales pesados y otros agentes tóxicos.
  • Limitaciones para acceder a mercados externos como los EE.UU. Europa y otros, debido los sistemáticos rechazos por la presencia de peligros para la inocuidad alimentaria.
  • El mayor riesgo para la inocuidad alimentaria ante los efectos del cambio climático (sequía, lluvias intensas, inundaciones, contaminación por organismos patógenos, micotoxinas y agroquímicos y resistencia a los medicamentos y plaguicidas.

 

UCI está trabajando en la formación de profesionales líderes en:

Programas de modernización de los sistemas de inocuidad de los alimentos con las  perspectivas integrales y los enfoque preventivos: como “del campo a la mesa”,  “Una ILSI” y “Una Sola Salud, Humana, animal, Vegetal y de los Ecosistemas” a partir de la incorporación  de los sectores público y privado de salud, agricultura, medio ambiente, turismo, industria, las organizaciones no gubernamentales, y a los consumidores, para lograr en el 2022 la meta de la OMS: inocuidad alimentaria una prioridad para la salud pública.

Más información del programa en el siguiente link: https://www.uci.ac.cr/facultad-una-salud-one-health/