La Gestión del Valor Ganado es una técnica que permite evaluar el desempeño de un proyecto respecto al cronograma y su presupuesto. Esta técnica compara la cantidad de trabajo realizado en un momento dado con la estimación realizada durante la planificación del proyecto. Esta comparación permite medir desviaciones respecto a la planificación vigente, calcular índices de desempeño, y proyectar el desempeño futuro del proyecto, tanto en tiempo como en costo.

Principales restricciones al implementar el Valor Ganado

A pesar de ser una técnica ampliamente reconocida para el seguimiento y control de proyectos, no es una herramienta aplicable en cualquier proyecto. Para su implementación en un proyecto, hay que tener en cuenta sus principales restricciones:

  • Cultura organizacional: La implementación de la técnica puede fallar por falta de compromiso organizacional. Debe promoverse dentro del proyecto y la organización una cultura de evaluación, el equipo debe desarrollar la confianza para que su trabajo sea evaluado por otros, de forma que cada asuma su cuota de responsabilidad. Las evaluaciones deben guiar al equipo a la formulación de acciones preventivas y correctivas.
  • Se planifica para utilizar Valor Ganado: Durante los procesos de planificación es necesario instrumentalizar las técnicas de medición de valor ganado para cada una de las cuentas de control del proyecto. Si no realizamos la planificación del proyecto, teniendo en mente que estaremos evaluando el desempeño con valor ganado, será muy difícil de aplicar la técnica posteriormente.
  • Medición efectiva: Valor Ganado es una herramienta útil principalmente cuando es posible medir el avance de las distintas cuentas de control del proyecto con mediciones físicas, es decir es posible calcular el porcentaje avance de un entregable de forma precisa. Si hay una mayoría de cuentas de control que se miden con técnicas subjetivas probablemente el proyecto no sea un buen candidato para utilizar la técnica.
  • Centros de costos: Las cuentas de control deben funcionar como centros de costos para el proyecto, los responsables de cada cuenta de control deben gerenciar los costos de la cuenta de control asignada, y asumir las responsabilidades sobre los sobrecostos y ahorros.
  • Reportes de gastos: Se requieren datos confiables sobre los gastos en los que ha incurrido el proyecto. Por lo tanto, se debe implementar un sistema contable que le permita generar reportes de gastos que respondan a la Estructura de Desglose de Trabajo (EDT) del proyecto. Los costos del proyecto deben ser viables.
  • Recolección de datos: Se debe ajustar la metodología para que los procesos de recolección de datos sean simples. Los informes periódicos deben alimentar el sistema monitoreo y control. Se debe evitar a toda costa implementar estructuras paralelas para la medición de valor ganado.
  • Lo perfecto es enemigo de lo bueno: Es poco viable aplicar la técnica de valor ganado a nivel de actividades o paquetes de trabajo. Entre mayor nivel de detalle, más costosos se vuelven los procesos de seguimiento y control. Las cuentas de control representan el nivel al que debemos apuntar para implementar la técnica. Muchas veces queremos logar el mayor nivel de precisión posible sin considerar los retos que eso supone.
  • Distintos escenarios: No siempre será posible obtener una respuesta única, hay que aprender a interpretar los resultados. Por ejemplo, al proyectar el la duración y el costo del proyecto la técnica permite plantear distintos escenarios, por lo tanto, se requiere de juicio experto al presentar al interpretar los resultados, y seleccionar el escenario que mejor represente el desempeño del proyecto.

En conclusión…

Si se toman en cuentas las restricciones de la técnica será posible discriminar entre proyectos factibles para la técnica, y los que no cumplen con el perfil requerido. Sin embargo, antes de tomar la decisión también deben considerarse las capacidades organizacionales de equipo gestor del proyecto y su metodología. Si se toman en cuentas las restricciones de la técnica, será posible discriminar entre proyectos factibles para la técnica, y los que no cumplen con el perfil requerido. Sin embargo, antes de tomar la decisión también deben considerarse las capacidades organizacionales de equipo gestor del proyecto y su metodología.

La decisión de utilizar la técnica de valor ganado para evaluar el desempeño de un proyecto no puede ser por defecto, deben tomarse en cuenta las características del proyecto, así como las capacidades internas de la organización para llevar a cabo los procesos de seguimiento.


Bibliografía

A guide to the project management body of knowledge: (PMBOK® guide). (2013). Newtown Square, PA: PMI.

Practice Standard for Earned Value Management – 2nd Edition (2011). Newtown Square, PA: PMI.

 

William Ernest

 

Por Ing. William Ernest Mondol, MAP, PMP

Facilitador del curso Destrezas Gerenciales (Habilidades del Director de Proyectos), en el programa de Maestría en Administración de Proyectos de la Universidad para la Cooperación Internacional.