-El foro sobre juventud y cambio climático organizado conjuntamente por UCI y ULACIT ha promovido un debate panamericano sobre el presente y el futuro del planeta.

– Se anima a los jóvenes a abandonar el consumismo exacerbado y asumir el importante compromiso que tenemos todos con las futuras generaciones.

“El cambio climático no es asunto exclusivo de los expertos,el cambio real, el más grande, tenemos que llevarlo a cabo entre todas las personas”. Ésta es una de las ideas de Eduardo Pérez, miembro de la iniciativa Éco_Nomad, que se debatieron el 13 de mayo en el Foro “Jóvenes, agentes de transformación ante el cambio climático”, organizado por la Universidad para la Cooperación Internacional (UCI), en colaboración con la Universidad Latina de Ciencia y Tecnología (ULACIT). La actividad, programada con motivo del paso de los miembros de Éco_Nomad Eduardo Pérez y Antoine St. Christin por Costa Rica, tiene como objetivo principal el fomento de un diálogo panamericano plural sobre cambio climático, sus efectos y la responsabilidad de los jóvenes con respecto al futuro del planeta.

El programa del foro ha incluido la participación de Lenin Corrales, experto en adaptación al cambio climático y colaborador del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), Marcello Hernández, Coordinador de Juventud de Carta de la Tierra, y Eduardo Pérez, portavoz del Climate Reality Project e integrante de Éco_Nomad.

Éco_Nomad es la iniciativa de tres jóvenes de entre 21 y 24 años de viajar desde Montreal hasta Santiago de Chile en 31 días, utilizando exclusivamente el transporte colectivo, para ofrecer charlas gratuitas que fomenten una conversación panamericana sobre cambio climático en escuelas deprimaria, secundaria, universidades y grandes empresas a lo largo de una docena de países. El proyecto, financiado por sus propios medios, reivindica el compromiso ciudadano e invita a los jóvenes a ver el mundo de otra forma, a unirse en una sola voz para asumir el desafío más importante de esta generación: el cambio climático.

Costa Rica ha sido una parada en esta gira latinoamericana de Éco_Nomad y durante el Foro de discusión, el sociólogo Eduardo Pérez, expuso datos relevantes relacionados con el aumento de la temperatura global, los desastres naturales, la alteración del ciclo hidrológico natural y compartió diversas claves para, con ayuda de todos, convertirnos en ciudades responsables.

Por su parte, Lenin Corrales abordó el futuro del cambio climático y las tareas pendientes que como sociedad tenemos que acometer. “Hay que tener en cuenta el punto deno retorno, porque el mundo del futuro es diferente al que conocemos hoy. La Antártida ya ha llegado a ese punto en el que se descongela en mayor proporción de la que se congela, por lo que nunca volverá a ser la misma”.

El calentamiento global (Centroamérica es la región que más ha aumentado su temperatura, con +1ºC), los gases de efecto invernadero, la adaptación al cambio climático y la urgencia en la modificación de las políticas públicas han sido algunos de los temas ampliados por Lenin Corrales, quien concluyó diciendo que es necesario hablar de cambio climático, fomentar el debate, “pero no nos olvidemos de que todavía no resolvemos cuestiones básicas”, refiriéndose a la gestión de residuos, la erosión y el arrastre de sedimentos hacia losmares, entre otras tareas pendientes.

Marcello Hernández afirmó en su intervención que el principal desafío ante el cambio climático es la autoestima. Un nivel alto de autoestima evitará que sigamos consumiendo frenéticamente los últimos modelos de cualquier producto que salga a la venta. Con una especial mención a la éticaen su charla, Marcello Hernández expuso que muchos de los que más sufrirán por el cambio climático han contribuido poco en él y viceversa, así como que las generaciones presentes afectarán a las futuras generaciones.

Finalizó su intervención parafraseando al delegado filipino en la Cumbre Climática de 2012, quien dijo: “Si no es ahora, cuándo. Si no somos nosotros, quiénes. Si no es aquí, entonces dónde”, mensaje inspirador para todos los que habitamos este planeta y que, por consiguiente, tenemos una responsabilidad con él.