Álvaro Cedeño Molinari no es un político convencional. Fiel creyente de un aparato estatal eficiente y comprometido con el ambiente, la fuerza de oportunidad que representan los jóvenes y la evolución de la crisis ecológica mundial en nuevos escenarios, el actual embajador costarricense en Japón acarrea una misión emprendedora que va más allá de las veinte palabras que lo catalogan como Diplomático Ambiental.

Su vasta experiencia burla las teorías y lo triplica en edad, como buen ejemplo del estandarte de una nueva generación, de líderes innovadores, en busca de esfuerzos creativos para la proyección de un mundo más sostenible y solidario. Cedeño visitó las instalaciones de UCI este 25 de febrero, para conversar de sus proyectos futuros y la presentación de su charla: “Bioalfabetización e Innovación Social”, realizada este jueves 27 con motivo del seminario TEDx Pura Vida 2014.

En una agitada mañana de acuerdos, iniciativas y diálogo ameno, Cedeño invita con sus palabras a conocer sobre innovación social y como se debe complementar a los gobiernos para resolver conflictos públicos. La sala de reuniones de UCI se transformó en un espacio de interacción donde relució un equipo comprometido con potenciar “la nueva forma de liderazgo”.

“Es necesario aprender por medio de la naturaleza para innovar. La proyección de un mundo con más costarricenses audaces, es el comienzo para liderar el verdadero cambio”, replicó el Diplomático.

Blog-37La Costa Rica más rica. Convencido de que el enconado debate actual sobre procesos sostenibles y regeneración tiene como solución el ejemplo de Costa Rica, Cedeño ha externado con sus presentaciones, su discurso y hasta en publicaciones desde su blog personal, “la Costa Rica más rica”; el paradigma y el origen de la renovación que plantea.

“Estamos en tiempos de severa crisis ambiental, por lo que existe una urgencia de cambio intrínseca en el hombre, el tico es el gran portillo. Tenemos el 6% de la biodiversidad Mundial en tan solo 51.100 km², el mayor porcentaje de diversidad biológica por km², más de 95.000 especies terrestres y 6.800 marinas, además de ser el puesto número 5 en índice de desarrollo ambiental” argumentó el Embajador.

Innovación social. La idea de Cedeño reinventa los sistemas y los adentra en el mundo de la innovación social, donde es necesario reestructurar la dinámica, olvidar que la fuente de esa actualización son los gobiernos y mediante un nuevo esquema de comunicación cambiar la interacción, la actitud, y las metas.

“Como una comunidad global que somos, es necesario cambiar la envidia por admiración, dejar los ‘pero’ y orientarnos en el además. Solo cambiando nuestra actitud podremos reformar la cultura”, comentó Cedeño en la entrevista.

Jóvenes motor de transformación. El Diplomático hace énfasis en que el nuevo motor para impulsar los cambios requeridos proviene de la diversidad, el entusiasmo y la agilidad “tecnológica” de los jóvenes. Cedeño menciona que los juveniles son el catalizador de la transformación por su sed de cambio y nuevas oportunidades.

“Nuestra misión es empoderarlos para que lideren los caminos de enriquecimiento espiritual, solidaridad, estrategia y conciencia ambiental. Entre más fuerte sea la estructura colectiva mejor será la acción individual” explicó. Paralelo a esta meta Cedeño enfatiza en la importancia de crear movimientos que formen jóvenes con valores éticos, críticos, democráticos, de paz, gestión verde, integración y verdadero compromiso social.

Futuro. Pronto a terminar su período en la embajada japonesa, el diplomático procura regresar a Costa Rica en junio, para concretar el proyecto de creación de un laboratorio de innovación social de la mano de UCI. La idea capacitará profesionales en desarrollo regenerativo, capital natural, emprendimientos sociales, transformación de conflictos y desarrollo de competencias interculturales.

“Los grandes cambios que han operado en nuestra historia surgen de la sólida idea de una persona. Queremos un renacer de buenas iniciativas que generen un cambio colectivo, un compromiso que contagie y reclute a los jóvenes de Latinoamérica bajo la sólida causa de un mundo mejor” concluyó Cedeño.