Tres días de trabajo continuo definieron los principales factores de cambio necesarios en la región y cómo los factores se interrelacionan en diferentes escenarios adaptados al futuro.

 

 

Con la misión de explorar todos los diferentes escenarios “futuristas” socioeconómicos, el Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), en conjunto con la UCI, llevaron a cabo un taller con el fin de reestructurar y hacer conciencia de los sistemas actuales de gestión, para crear políticas y estrategias más de acorde con la realidad venidera en la región.

Su labor no se basa en predecir el futuro, sino anticiparse a las posibles realidades que el cambio climático demandará a Centroamérica en los próximos años. CCAFS trabaja en la construcción de estos escenarios, a través de talleres organizados con delegados de entes gubernamentales, sector privado, ONG, medios e investigadores en todo el mundo.

El pasado 3, 4 y 5 de diciembre fue el turno de Costa Rica, donde más de 30 representantes de siete países (Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Panamá, Guatemala, Honduras y Belice) se reunieron en el Hotel Radisson, San José, Costa Rica, para elaborar y validar estos escenarios por medio de expertos.

Proceso. La inauguración y bienvenida estuvo presidida por la Vice- ministra de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, Tania López y las palabras posteriores del Rector de UCI, Eduard Müller. Los participantes entraron a la acción con la identificación por medio de post-its de colores, los principales factores de cambio en la región. Estos fueron clasificados según su importancia e incertidumbre.

Los factores se agruparon en categorías como: recursos hídricos, mercados, contaminación, poder estatal, legislación, estructura de gobierno y demás. Luego los facilitadores apiñaron una selección dentro de una matriz de compatibilidad, para delimitar las principales.

El segundo día los factores pasaron a formar escenarios, que del papel a la acción se dividieron en cuatro principales. Las proyecciones para cada uno de los escenarios se realizaron en retrospectiva, donde se extendieron al 2050 y se desmenuzaron cronológicamente hacia el presente.

Los cuatro grupos trabajaron en sus escenarios, algunos con proyecciones negativas, otros que repuntaron en acciones positivas, todos moldeados hacia el futuro. Los post- its de los grandes cartelones en las paredes, comenzaron a crear una narrativa que explicaba los procesos y características del escenario.

Durante el último día, los expertos bautizaron y presentaron sus escenarios bajo nombres como “Libertarios sin Libertad” o “El Colapso Maya”, entre otros. Al final del día los expertos procedieron a identificar indicadores de interés para cada escenario, como la contaminación, el cambio climático, institucionalidad, migración, etc.

“La experiencia fue sumamente enriquecedora, además de efectiva. Estamos conscientes de cuales políticas podríamos comenzar a implementar en Panamá, de manera que sean efectivas y replicables en la región, y aseguren un futuro más sostenible en seguridad alimentaria”, manifestó Yerania Sánchez, representante de FAO Mesoamerica.