Biodiversity Partnership of Mesoamerica (BPM) da grandes pasos en la consolidación de su proyecto de asistencia al Corredor Biológico Mesoamericano gracias a la aprobación de un financiamiento por €4,5 millones por parte de la cooperación alemana.

San Salvador. Luego de un extenso período de negociaciones, el Gobierno de la República Federal Alemana ratificó su compromiso con la conservación de la biodiversidad y los recursos naturales en la región al firmar, el pasado martes 11 de marzo, tres convenios de cooperación técnica y financiera para el Desarrollo del Corredor Biológico Mesoamericano, por una suma total de 20.5 millones.

La firma se llevó a cabo en la sede del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) en San Salvador, ante la presencia del Embajador alemán Heinrich Haupt y Hugo Martínez, Secretario General del SICA.

El primero de los tres convenios trata el proyecto de cooperación técnica “Fortalecimiento de la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad”, cuyo fin procura integrar al sector privado en la conservación de la biodiversidad para que contribuya al manejo sostenible de los recursos naturales. El sistema utilizará la plataforma de la Biodiversity Partnership of Mesoamerica (BPM), fundada por una Asamblea de socios de diversos entes y presidida por Eduard Müller, Rector de UCI.

Con un aporte destinado de €4,5 millones, el proyecto comenzará a promover el desarrollo organizativo de la Alianza, la implementación e identificación de mecanismos de financiación y de criterios de calidad de alianzas público-privadas, así como la gestión de conocimientos.

“Finalmente, luego de un par de años de esfuerzo y dedicación, logramos tener la firma para nuestro proyecto de apoyo técnico a la consolidación y desarrollo del corredor biológico mesoamericano. Estamos seguros que la activa participación de UCI en esta plataforma traerá grandes beneficios, sobre todo por su oferta académica relacionada con la temática”, comentó Müller en un comunicado.

El Corredor Biológico Mesoamericano fue establecido en 1997 por los gobiernos de El Salvador, Belice, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y México con los objetivos de mantener la diversidad biológica, y mejorar la conectividad del paisaje y los ecosistemas promoviendo procesos productivos sustentables que mejoren la calidad de vida de la población local.

La Asamblea General de socios de la BPM tiene pautada una reunión para discutir los pasos por seguir en el proceso, este jueves 13 de marzo en las instalaciones de UCI, en Barrio Escalante.