UCI sería una de las primeras universidades privadas en certificarse con el sello de Carbono Neutralidad en Costa Rica.

 

San José, Costa Rica. La Universidad para la Cooperación Internacional aspira acreditar sus operaciones institucionales bajo el reconocimiento de Carbono Neutralidad. Con base en la propuesta, la institución realizó una charla introductoria de “sensibilización al personal” sobre los temas de cambio climático y huella de carbono, el pasado 4 de febrero.

“Ser ejemplo de innovación y compromiso con el desarrollo sostenible, han sido nuestros claros objetivos desde la creación de UCI” recordó Eduard Müller, Rector de la institución. Cerca de celebrar el 20 aniversario, UCI se une a la meta país de alcanzar la Carbono Neutralidad para el año 2021.

El seminario realizado en el auditorio de la institución convocó a todos los funcionarios para la conformación de un Comité Carbono Neutro, encargado de dirigir el proceso de medición y reporte de la huella de carbono de UCI. El procedimiento se realiza en conjunto con la asesoría de la Fundación ALIARSE, y el patrocinio del Programa “Acción Clima” de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ) en Costa Rica.

¿Qué es? La Huella de Carbono es la contabilidad total de las emisiones de gases de efecto invernadero que son liberados a la atmósfera producto de las actividades cotidianas que realiza un ente, en este caso, UCI como institución. Dentro de las fuentes de emisión figuran el gasto eléctrico, el manejo  y la generación de desechos, transporte de personal, consumo de papelería, entre otros.

Posterior a la medición, el Comité organizador definirá un plan para la mitigación de las emisiones dañinas, además de un conjunto de acciones compensatorias para aquellas imposibles de erradicar.

UCI a lo largo de su historia ha implementado acciones ambientales de gran importancia como el reemplazo del sistema eléctrico tradicional, campañas semestrales de reciclaje, manejo adecuado de los residuos mediante la incorporación de una Compostera, estudios ambientales, eco-motivación al personal, incorporación de materia sobre desarrollo sostenible en posgrados, además de formar parte de la Red de Instituciones Educativas Sostenibles de Costa Rica.

“Con esto, además de disminuir nuestra huella institucional estaremos contribuyendo a la meta país de ser Carbono Neutral, un compromiso que es de todos” mencionó Tania Moreno, Directora de la Unidad de Responsabilidad Social Empresarial de UCI.

“No es fácil ser verde” replicaba la rana Kermit, famoso personaje de la serie Plaza Sésamo, pero el compromiso comienza por las acciones. UCI suma una nueva responsabilidad con la educación, la innovación y el desarrollo de un mundo más próspero.