Han pasado más de 40 publicaciones, la fundación y el desarrollo de una empresa bajo su nombre, y miles de seminarios desde que Martha Alles inició su compromiso con la gestión de los recursos humanos. Conseguir un rato para hablar con ella nunca ha sido sencillo, mucho menos en el trajín de un evento que posiciona sus conocimientos, como el gran valor añadido.

Originaria de Villa Mercedes, en San Luis de Argentina, Doctora de la Universidad de Buenos Aires y reconocida conferencista internacional, Alles dedicó buena parte de su larga carrera profesional a su pasión eminente sobre el talento humano. Generosa, sencilla, y ajena a la idolatría, se interesó en servirles humildemente a todos los asistentes del Congreso.

Al marcar las 11:07, una mañana calurosa del 12 de febrero, luego de su interactiva presentación, y una extensa firma de libros nos dedicó unos cuantos minutos.

¿Cómo funge la relación entre la salud laboral con la gestión de recursos humanos?

El tema va muy de la mano con las asignaciones que tienen las personas. Las enfermedades psiquiátricas y no físicas surgen en momentos donde las personas se ven sometidas a responsabilidades que desconoce. Si una persona está realmente trabajando en un puesto donde va de acorde con las funciones, las conoce y le gustan, sufre de menos enfermedades o trabas al sentirse bien. En caso contrario, el efecto es dañino. Claro que existe un gran vínculo en un tema tan extremo como la salud laboral y los recursos humanos.

¿Cómo involucramos la salud laboral en programas de capacitación?

Comienza por las buenas prácticas, el trabajo y seguimiento de los jefes que, bajo este modelo, son los primeros en detectar los inconvenientes que sufren sus empleados. Cuando se desarrollan las buenas prácticas de detección y acompañamiento se mejora la salud, la motivación, la conciencia y el clima organizacional.

Hablaba en el congreso de 5 cualidades básicas para la gestión integral de los recursos humanos, ¿cuáles son?

Muy sintéticamente son la estrategia (la relación recurso humano- estrategia), el personal (el cuidado y seguimiento a las personas), desarrollo de talento (capacitación y actualización constante), principios éticos (transparencia) y el manejo experto (dirección planificada).

¿Cómo enfrentar el cambio generacional en las empresas donde chocan varias personalidades como los Baby Boomers, Millennials, Generación X, etc?

Muchas de las cosas básicas que uno plantea necesitan una implementación de buenas prácticas. Cada uno tiene que estar en su puesto de trabajo, indistintamente si empleo a un baby boomer o a un joven de 22 años. En este marco entra el hecho del acercamiento donde no solo se da órdenes, sino también tomo en cuenta los proyectos personales de mis colaboradores. Es importante también que la gerencia se actualice y capacite con el fin de no perder proyección organizacional ni de personal.

¿Su exposición resumida en una idea?

“El reto es hacer que la estrategia, el personal, el desarrollo de talento, los principios éticos y el manejo experto, se realicen como un todo integral. El error está en pensar que los recursos humanos son un proceso por separado”. Todas juntas permiten generar un buen comportamiento organizacional, alinear los procesos y la cultura a la estrategia competitiva, impulsar el desarrollo personal y profesional de nuestro capital humano, además de mejorar sustancialmente la productividad.