Proceso por el que  se  acepta una proposición sobre la base de otras proposiciones consideradas ciertas.