Medio de demostración en el que se parte de postulados generales o principios universales que conducen a teorías específicas, es decir,  parte de lo general a lo particular. El papel de la deducción es doble: primero consiste en encontrar principios desconocidos, a partir de otros conocidos; y en segundo lugar, sirve para descubrir consecuencias desconocidas de principios conocidos. (Abbagnano, 2004)  La deducción presupone el pensamiento hipotético.
Referencias:
Abbagnano, N. (2004) Diccionario de Filosofía, FCE, México.