Por Ing. Osvaldo Martínez G., MAP, MSc. ITIL V3 Certified

Profesor del curso Tópicos Especiales en la AP I (Análisis para la definición del Alcance y la Gestion de los Involucrados) en el Programa de Maestría en Administración de Proyectos de la Universidad para la Cooperación Internacional.

Junio, 2015

Las justas olímpicas son sin duda alguna de los eventos más esperados a nivel mundial. Se convierten en el mayor evento deportivo internacional multidisciplinario en el que participan atletas de diversas partes del mundo. Los Juegos Olímpicos son considerados la principal competición del mundo deportivo, con más de doscientas naciones participantes. 

La primera edición nos remonta a la antigua Atenas, capital de Grecia en el año 1896.  Desde entonces, esta iniciativa se ha desarrollado cada cuatro años en diferentes ciudades del mundo, siendo las únicas excepciones las ediciones de 1916, 1940 y 1944 debido a la Primera y Segunda Guerra Mundial que la humanidad experimentó. 
Pero, ¿cómo nos envuelve tan semejante evento a quienes de una u otra forma participamos en la gestión de proyectos? 
No hay duda alguna que nos ubica en un contexto de una logística inmensa, un mega proyecto donde debe de cuantificarse cuidadosamente los más ínfimos detalles con el afán de brindar un espectáculo al mundo de calidad.  Y no es para menos que Rio está en los ojos del mundo por diversas razones.  En primera instancia, es relevante conocer que estos juegos serán los primeros en desarrollarse en América del Sur, pues anteriormente se habían realizado en Europa, Asia, Oceanía y Norteamérica.  Para el Comité Olímpico Internacional (COI) no fue tarea fácil la elección pues competían en paralelo ciudades como Chicago, Tokio, Madrid y Rio de Janeiro.  Finalmente, en junio del 2008 se tomó la decisión de escoger Rio para la fiesta deportiva del 2016.  
 
Para estas justas olímpicas, se contará con 6500 empleados directos, 85000 empleados indirectos y la colaboración de 45000 voluntarios.  Otros datos que se plasman como parte del plan de recolección de los requerimientos para la gestión delalcance, es que se necesitarán 100 mil sillas, 72 mil mesas, 34 mil camas, 60 mil perchas y más de 2 millones de botellas de agua para los participantes, entre otros. Esto sin considerar las materias primas para la puesta en marcha de las diversas   sedes deportivas.  Interesante, ¿verdad?  
Y los costos preliminares tienen un presupuesto para la materialización de las obras en aproximadamente 9143 millones de dólares.  Por otro lado, esto juegos convocan a 10500 atletas elite de 206 países del globo.  En total el proyecto abarca 306 competencias de medallas debidamente establecidas, de las cuales 9 corresponden  a actividades mixtas, 136 a actividades de mujeres y 161 a actividades de hombres. Importante conocer que para esta ocasión, dos nuevos deportes fueron correctamente incorporados.  El golf volvió a ser considerado después de una pausa de 112 años.  Lo mismo aplica para el rugby que es nuevamente introducido a la participación después de 92 años. 
En lo que concierne al manejo de todos los involucrados, para esta ocasión los juegos olímpicos se ven inmersos en un mar de problemas sociopolíticos que afectan al país anfitrión.  Dilma Rousseff, presidenta de Brasil suspendida a la espera de un juicio político y su predecesor y aliado en la izquierda Luiz Inacio Lula da Silva, serán dos grandes ausentes en la inauguración, para evitar más problemas que afectan a lo interno del país.  Desde esta perspectiva, el apoyo gubernamental se ve quebrantado para las justas y muchos países han decidido no enviar sus comitivas de Estado tales los casos de varios de los países de Suramérica, quienes respaldan de una u otra manera la política de la presidenta
Rousseff.  Quien ocupa mientras tanto el cargo de presidente interino es Michel Temer, quien estará poco acompañado el día 5 de agosto en una de las ceremonias más trascendentales de la historia de Brasil. 
Los gerentes de proyectos del Comité Olímpico Internacional (COI), están adicional a la finalización de las obras, velando por los aspectos de seguridad para los atletas, visitantes y el pueblo en general que estará presente en las actividades deportivas.  Uno de los riesgos más altos que el proyecto demanda radica en la presencia de grupos organizados de terroristas cuyas creencias juran fidelidad a la milicia del Estado Islámico (EI) y estarían preparando un ataque para la cita deportiva a iniciar el 5 de agosto del presente.  Según información del diario “O Globo”, se trata de al menos 15 integrantes dispuestos a realizar ataques en acciones colectivas o individuales.  El temor lleva a que las autoridades revisen todo el operativo de seguridad que será implementado durante los eventos deportivos.  Se espera que aproximadamente sean unos 700.000 extranjeros, entre turistas, atletas y delegaciones, adicional a un
centenar de jefes de Estado y de Gobierno. Para mitigar el riesgo, las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia brasileños cuentan con el apoyo de agentes de inteligencia de más de 50 países.
 
En materia de infraestructura, Rio abrió oficialmente su Villa Olímpica a dos semanas de iniciar las competencias deportivas.  Se trata de un complejo de 31 torres  y 3604 apavilla_olimpica_rio_efertamentos en el barrio Recreio dos Bandeirantes, a tres kilómetros del Parque Olímpico, que debe acoger a unos 17.000 deportistas.  No obstante, ya se han presentado inconvenientes con tan solo las primeras delegaciones que han arribado a la zona.  Una de las que manifestó disconformidad en general a la prensa fue la australiana, misma que catalogó las villas como inhabitables y poco seguras.  “Baños obstruidos, tuberías que gotean, cables eléctricos expuestos, escaleras de seguridad sin instalación eléctrica, pisos sucios, entre otros”.
 
De forma similar, las delegaciones de Argentina, Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña confirmaron las apreciaciones expuestas por el comité de Australia.  Por su parte, uno de los involucrados claves del éxito de las justas, el señor Eduardo Paes, alcalde de Rio, bromeó sobre las quejas, pero aseguro que todo se solventaría de forma correcta antes del inicio de las competencias.  
 
aedesPor otra parte, un invitado no deseado para las justas deportivas por parte de las autoridades de salud, el virus del zika, se ha incrementado en diversos lugares del país.  A días de iniciar las actividades, un grupo de 170 científicos hizo un llamado a postergar o cambiar los juegos de ubicación.  Temen que la concentración de personas de diversas partes del mundo pueda ayudar a propagar el virus por los países donde circulan los mosquitos Aedes aegypti, transmisores del zika, dengue y el chikunguña.  Inclusive, algunos atletas también se han manifestado.  El jugador de baloncesto español Pau Gasol, en un artículo al diario El País, expresó su preocupación de que los Juegos se conviertan en una “pesadilla para la salud”.  Con el respaldo de expertos de Brasil y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Gobierno brasileño busca reducir al mínimo las preocupaciones y asegura que la proliferación del mosquito será más baja en el país en el mes de agosto.  Así las cosas, Brasil sigue inamovible y los eventos deportivos están para iniciar en la fecha calendarizada.
 
El proyecto es tan grande en todas sus aristas, que las empresas responsables de llevar a cabo tan majestuoso evento iniciaron sus actividades con más de 4 años de anticipación.  El proyecto o más bien dicho, el programa que abarca todas las iniciativas para la materialización de las obras, ha contado
con la participación de expertos de todas las áreas de la ingeniería, seguridad de la información, salud urbana, logística de las fuerzas armadas, manejo de conflictos, economía, gobierno y habitantes de Brasil con el afán de comprender sus intereses y grado de poder y llevar a todas las partes a unirse ante lo que el mundo espera sea unas olimpiadas inolvidables. 
 
Para quienes hemos tenido la dicha de gestionar proyectos de diversa índole, estar ante la presencia de lo que se avecina, nos hace pensar en la importancia que tiene la gestión de una iniciativa, de tal manera que los objetivos que se plasman en un plan de proyecto se concreten.  Más aun, es comprender la magnitud de los riesgos a los cuales se enfrentan los participantes del equipo de proyecto y por ende, lo que una buena planificación en materia de estrategias permite minimizar los eventos negativos y explotar los positivos. Es manejar de manera precisa las solicitudes de cambio a las que se enfrentan los constructores en sus jornadas sin afectar el calendario y las fechas ya comprometidas. Sin duda alguna, un reto para los directores de proyectos en un mundo exigente donde impera la alta competencia, el buen manejo de los presupuestos, la excelente comunicación entre todos los involucrados, la calidad en todo lo que se ofrece, para materializar la visión de quienes con esmero toman el reto de aceptar el poner en marcha una mega estructura.
 
Bibliografía
Arzabal, Marga. Datos que tienes que conocer sobre los juegos de Rio de Janeiro 2016.  Extraído el 27 de julio del 2016. http://www.batanga.com/curiosidades/58734/7-datos-que-tienes-que-conocer-sobre-los-juegos-olimpicos-de-rio-de-janeiro-2016
Diario El País.  Lula y Rousseff se ausentan de la ceremonia de apertura de los juegos olímpicos.  Extraído el 28 de julio del 2016. http://deportes.elpais.com/deportes/2016/07/26/actualidad/1469567716_307758.html
Diario AS.  Nueva alerta de Rio: otro grupo estaría preparando atentados.  Extraído el 28 de julio del 2016. http://masdeporte.as.com/masdeporte/2016/07/25/juegosolimpicos/1469470254_264347.html
Diario AS.  Rio inaugura la Villa y las primeras quejas salen a la luz.  Extraído el 28 de julio del 2016. http://masdeporte.as.com/masdeporte/2016/07/25/juegosolimpicos/1469470325_659211.html?autoplay=1