El talento gana juegos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos.”   Michael Jordan, exjugador de la NBA

El entorno laboral es bastante amplio, es un mar de situaciones y personas que pasan día a día ante nuestros ojos.  En las noches, después de regresar del lugar donde paso más de 10 horas al día,  llego a casa.  Pienso todas las noches y cierro mis ojos pensando que hare mañana para hacer que los compromisos y obligaciones sean efectivos y coherentes con mis metas. Pensando siempre llego a la misma conclusión. No necesitamos recursos, necesitamos equipos comprometidos. Pero la pregunta surge ante mí, que puedo hacer para lograr que mi equipo esté comprometido? Y lo mejor, cómo hago para que mi equipo promueva a otros equipos que trabajan en conjunto a que se comprometan y así hagamos equipos de excelencia y alto rendimiento?  Pues bien… esa es la duda que tal vez resolvamos al final del documento.

Soy un amante de la lectura, la literatura y el deporte. En los libros que he tenido la oportunidad de leer, sin importar de qué tratan tienen en su contenido diferentes personalidades, habilidades sociales o asociales, en resumen los personajes que están ahí, siempre son diferentes. Pero sin quererlo todos los libros tienen algo en común. Hay un personaje que sobresale, hay un personaje que quiere hacer algo bueno o malo, y siempre hay algo de amor en sus páginas.

Como podemos transmitir esto a nuestro mundo laboral?  Pensarlo es complicado, pero porque no hacerlo. Entendiendo que somos seres humanos con diferentes habilidades y necesidades, tal y como en este momento algún lector le guste la novela policiaca, o tal vez las lecturas un poco más “oscuras” como Edgar Allan Poe, podemos deducir que en la variedad encontramos fortalezas que nunca entenderemos si no las analizamos.

En mi experiencia laboral y para aterrizar este concepto, he encontrado miles de personas, unas más habladoras que otras, unas con habilidades numéricas impresionantes, otras con habilidades de comunicación que sobrepasan cualquier límite y que logran cosas con solo su habilidad de hablar con interesados en sus trabajos. Estas habilidades por sí mismas no son potenciales para nadie, seguro en sus vidas lo son, pero en nuestro entorno laboral como pueden funcionar?

Recuerdo hace años, el equipo “los galácticos” rememorándolo por las lecturas de la semana, había un equipo de futbol (para los que nos gusta recordar) que le decían los galácticos. Este equipo era el Real Madrid. Contrató un técnico de gran potencial de liderazgo, y el decidió traer a los mejores del mundo en cada una de sus posiciones. Personas de diferentes países, con diferentes culturas, idiomas, y estilos. Esto debe ser complicado de manejar, no solo para comunicarse si no para dirigir. Entendiendo que todos comprenden que tienen un mismo objetivo, ganar campeonatos. Este Real Madrid, con los mejores en cada posición, con un mismo objetivo y con un líder detrás que logro leer las oportunidades de todos y cada uno de ellos, consiguió hacer que su equipo fuera de alto rendimiento, que ganaran campeonatos, y logró algo que considero es una clave para todo equipo, sobresalir como equipo, pero también, sobresalir individualmente con cada uno de sus jugadores. ¿Cómo lo consiguió? Es la parte que debemos entender, como consiguió los logros con tanta diversidad?  Bueno eso si no es fácil.

La comprensión como primera medida de tener su objetivo claro.  Todos comprendían que su objetivo principal era ganar campeonatos, cual es el de un equipo de proyectos? Correcto, hay que definir los objetivos, y tenerlos claros, no importa cuál proyecto lideremos.

Otro aspecto que siempre estuvo claro fueron los roles definidos de cada uno de los jugadores del equipo. Zidane sabía que jugaba (bueno en realidad  no jugaba, inventaba) en el medio campo y sabia cual era su función, es decir nunca pensó en ser el goleador del equipo, siempre tuvo claro cuál era su rol y nunca intento ser otro que el generador de juego. Igual pasó con Ronaldo, quien con su gran habilidad hubiera podido ser un volante increíble pero su rol era el del goleador, y era lo que mejor hacia, goles. Si vemos nuestro equipo de proyectos sucede lo mismo. Hay alguien que tendrá habilidades diferentes y mejores en cada campo, y la idea es potenciar el poder del equipo, convirtiendo las fortalezas de cada miembro en las fortalezas del equipo, así las debilidades que tenga el equipo irán desapareciendo, igual que este Real Madrid.

La comunicación abierta y la toma efectiva de decisiones llevaron a este equipo a ser mejor cada día, sus jugadores se comunicaban, sabían que tendrían partidos difíciles, sabían que algunos de ellos serian suplentes en su visita a Alemania, pero serian titulares en España. Esto demuestra no solo una comunicación abierta si también que las decisiones tomadas por una persona son amparadas por el resto del equipo comprendiendo que detrás de todo lo que se planteó existe un fin, y como ya hablamos de los objetivos, entonces ya sabemos cuál es el fin.
En ese equipo, encontramos muchas personas de diferentes países, había franceses, españoles, latinos, etc. Es importante comprender que sucedió, claramente se vivió una diversidad valorada, además de participación balanceada, logrando una cohesión de equipo importante que los llevaría a ganar todo. Es claro entender algo, ningún grupo de personas se va a relacionar sin tener conflictos. Los conflictos son necesarios para el mejor entendimiento, sin embargo si no existe una adecuada gestión de conflictos esto puede salirse de las manos, mas teniendo tanta diversidad.

Creo que existen tres factores más que determinaron un gran resultado, y por ende uno de los mejores equipos de la historia del futbol mundial. Un clima positivo, relaciones cooperativas, y un liderazgo participativo.

La palabra clave después de este resumen es el liderazgo. Todo se logra con liderazgo, y recordemos que un buen líder identifica y transforma. Transformar debilidades en fortalezas no es algo que se hace todos los días, y tampoco cualquier persona. Y para seguir en el ejemplo del futbol, veamos el mismo Real Madrid con otro estratega y otras ideas. Hoy en día este equipo tiene grandes estrellas, pero no es balanceado. Su líder no tiene inteligencia emocional, y lidera con orgullo y prepotencia. No entiende cómo sus estrellas funcionan individualmente, y no pudo leer nunca que faltaban ciertos actores en lugares del campo de juego que era débil. Su comunicación era débil a pesar de tener perfectamente claro cuál era el objetivo de todos, pero la pregunta surge, ¿cuál era el objetivo de él?  No creo que ganar ordenadamente, creo que era ganar a como fuera posible y eso no funciona en el mundo real.

Con los ojos abiertos entendí algo que dijo T.E Lawrence: “Todos soñamos; más no igualmente. Quienes sueñan de noche en el polvoriento nicho de su mente, despiertan para ver que era vanidad; pero los soñadores diurnos son peligrosos; pueden representar sus sueños con ojos abiertos y convertirlos en realidad”.

Soñemos con los ojos abiertos, y podremos presenciar nuestros objetivos convertidos en realidad, y hagamos de nuestros equipos de trabajo, un galáctico equipo de galáctico desempeño.

En conclusión, un líder transformador comprende que su equipo de alto rendimiento tiene las siguientes características.

1.     Objetivo claros

2.     Roles definidos

3.     Comunicación clara y abierta

4.     Toma de decisiones efectiva

5.     Participación balanceada

6.     Diversidad valorada

7.     Conflictos gestionados

8.     Clima positivo

9.     Relaciones cooperativas

10.  Liderazgo participativo

Uniendo estas características y explotando potenciales lograremos tener un equipo de Alto desempeño.

Bibliografía

http://www.civiles.org/publi/rendimiento.pdf

http://www.taringa.net/posts/deportes/12340417/17-frases-de-Michael-Jordan.html

http://www.ucipfg.com/map/moodle/course/view.php?id=305